El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy en términos enérgicos el "aparente asesinato" de Kenji Goto por parte del Estado Islámico (EI).

En un boletín de prensa emitido en la sede de la organización, el CSNU señaló que "este crimen es, de nueva cuenta, un trágico recordatorio de los crecientes peligros que los periodistas y otras personas enfrentan cada día en Siria".

"Los miembros del Consejo de Seguridad exigieron la liberación inmediata, segura e incondicional de todos aquellos mantenidos como rehenes por el EIIL, el Frente al-Nusra y otros individuos, grupos, empresas y entidades asociadas a Al Qaeda", agregó el boletín.

Tras recordar que el EI fue incluido en la lista de sanciones de Al Qaeda, el consejo señaló que cualquier individuo o entidad que brinde apoyo financiero o material al grupo, incluyendo la provisión de armas o reclutas, puede ser añadido a la lista y ser sometido a sanciones como congelamiento de activos y embargo de armas.

En un video de un minuto presuntamente publicado el sábado por el grupo militante EI, un hombre que se cree es Goto aparece arrodillado en el suelo y vistiendo un mono naranja. Un hombre ataviado de negro, quien sujeta un cuchillo y porta máscara, está parado detrás del rehén.