Al menos 15 personas resultaron heridas y 1.896 casas averiadas, en especial en los departamentos de Nariño y Cauca, debido al terremoto de 6,9 grados Richter registrado este sábado, informaron este domingo los organismos de socorro colombianos, al actualizar el balance del movimiento telúrico en el suroeste del país suramericano.

En declaraciones a la emisora RCN Radio, el director de la estatal Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, Carlos Iván Márquez, aseguró que "las personas heridas están en recuperación".

"Los departamentos de Nariño, Cauca, Risaralda, y Quindío tienen prioridad para adelantar los trabajos de recuperación. Mantenemos los monitoreos, estamos atentos y seguimos con las recomendaciones de siempre".

El funcionario agregó que dentro de las construcciones averiadas están un centro de salud y diez centros educativos, entre otros.

"Quiero confirmar que no hay personas fallecidas, ni desaparecidas, y no hay reportes de afectaciones graves", enfatizó.

Según datos divulgados por el Servicio Sismológico de Estados Unidos (USGS, siglas en inglés), el sismo se registró a las 09:16 horas locales (14:16 GMT) de este sábado a una profundidad de 129,3 kilómetros y tuvo como epicentro una zona rural del municipio de Ospina (suroeste), en Nariño.

El movimiento telúrico se sintió en once departamentos de Colombia, incluida la capital Bogotá, y en algunas zonas de Ecuador, Panamá y Venezuela.

Los organismos de emergencia señalaron que las zonas que tuvieron más afectaciones en viviendas fueron Timbiquí y Guapí en Cauca, e Iscuandé y El Charco en Nariño.