Madrid. El nieto mayor del rey Juan Carlos I se disparó accidentalmente en el pie con una escopeta de perdigones cuando practicaba en el jardín de la casa familiar de su padre, dijo Zarzuela este martes a Reuters por teléfono.

Felipe Juan Froilán, de 13 años e hijo de la infanta Elena, se encontraba con su padre, Jaime de Marichalar, el lunes por la tarde en el patio de una casa familiar en Soria, cuando se le disparó el arma y se dio en el pie derecho.

"Ha sufrido un leve accidente", dijo brevemente un portavoz de Zarzuela.

El niño fue tratado en el hospital Santa Bárbara de Soria antes de ser trasladado a la clínica Quirón de la capital, añadió el portavoz.

El diario ABC recogió que Froilán iba andando con la escopeta en la mano cuando el arma se disparó.

El incidente ha recordado otro accidente real que se produjo en 1956, cuando el hermano de 14 años del rey Juan Carlos, Alfonso, resultó muerto por un disparo cuando se encontraba jugando en la casa de la familia en Estoril.

Aunque se dice que el revólver que Alfonso estaba limpiando se disparó, recibiendo un tiro en la cabeza, los historiadores han cuestionado la versión oficial de los hechos.