Singapur. Las emisiones mundiales de dióxido de carbono, que contribuyen al calentamiento global, están en camino a registrar un récord en 2010, mostró un reconocido estudio anual, impulsadas por las pujantes economías de China e India y su dependencia del carbón.

El Proyecto Global de Carbono, un consorcio de cuerpos de investigación internacionales, también dijo que las emisiones anuales cayeron en 1,3% en 2009, desde 2008, debido a la crisis financiera mundial. Aunque la baja fue menos de la mitad del descenso estimado un año antes.

"La real sorpresa fue que estábamos esperando una caída mayor debido a la crisis financiera en términos de emisiones de combustibles fósiles", señaló Pep Canadell, director ejecutivo del Proyecto Global de Carbono y uno de los coautores del estudio publicado en la última edición de la revista Nature Geoscience.

El resultado se conoce una semana antes del comienzo de las conversaciones climáticas de la ONU en México, que apuntan a encontrar una camino para que las naciones acuerden un pacto más estricto que reduzca las emisiones de gas de efecto invernadero.

Pero Canadell también dijo que nuevos datos y una reducida pérdida de bosques tropicales mostraban que las emisiones de deforestaciones habían descendido y ahora representaban cerca de un 10% de la contaminación de gas de efecto invernadero de la humanidad.

Estudios previos han dicho que era de 12% a 17%.

Los científicos señalan que los mayores niveles de CO2, el principal gas del efecto invernadero, del uso de combustibles fósiles y de la deforestación están aumentando la temperatura del planeta.

Canadell aseguró que la caída del 2009 probaría ser pasajera.

Las emisiones de combustibles fósiles fueron proyectadas subiendo en más de 3% en 2010, si el crecimiento económico se mantenía, dijo a Reuters por teléfono desde Canberra, Australia. Esto marcaría un regreso a las altas tasas de crecimiento del periodo 2000-2008, agregó.