Lima. Perú identificó 18 casos de biopiratería que involucra a empresas extranjeras interesadas en patentar conocimientos medicinales de los pueblos indígenas, indicó este viernes el presidente de la Comisión Nacional de Biopiratería, Andrés Valladolid.

El ejecutivo precisó que de este total 12 casos fueron resueltos favorablemente al Estado peruano que busca proteger los recursos genéticos y conocimientos ancestrales de los habitantes ancestrales de este país.

Valladolid detalló que entre los recursos naturales usados profusamente como productos medicinales desde tiempos de los incas se encuentran la maca, el sacha inchi, el yacón, el camu camu y la pasuchaca, que tienen propiedades curativas comprobadas por los biólogos.

Actualmente, los peruanos de todos los estratos sociales, como parte de su tradición cultural indígena, usan estos productos para curar diversas enfermedades y también son usados como energizantes naturales.

El presidente de esta comisión manifestó su preocupación por el interés de empresas dedicadas a procesar medicamentos y tratamientos terapéuticos en patentar estos conocimientos ancestrales como si fueran descubrimientos propios, lo que linda con la biopiratería.

Valladolid puso como ejemplo la apropiación de las propiedades de la maca, que en el 2002 fue patentado por una empresa y a partir de esta planta proceso un producto que le produjo US$200.000 mensuales de ganancia.

El funcionario peruano también alertó a los países vecinos como Ecuador, Bolivia y Colombia,que cuentan con recursos naturales biológicos similares y sus poblaciones ancestrales preservan estos conocimientos.

Perú asesora a estos tres países en la reproducción de una legislación sobre esta materia con la finalidad de evitar la piratería internacional de parte de empresas dedicadas a la producción de fármacos y productos medicinales.