México DF. Empresas de servicios anunciaron el lunes que están trabajando para restablecer el servicio a sus clientes luego del fuerte terremoto que afectó a la región noroeste de México, pese a que los trabajadores aún evaluaban el daño general.

El estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que dos líneas de transmisión entre Mexicali y Tijuana, en la frontera norte del país, sufrieron cortes.

La CFE indicó además que hubo problemas en 27 subestaciones, en una línea de interconexión con Imperial Valley en Estados Unidos y en la central geotérmica Cerro Prieto, lo que afectó a los clientes en Mexicali y sus alrededores.

Al lunes temprano, la CFE anunció que 11 de las 27 subestaciones estaban nuevamente en operaciones. Una de las líneas de transmisión dañadas se había reparado y que personal de la compañía estaba trabajando en las líneas eléctricas de baja y mediana tensión que resultaron dañadas.

La estatal Pemex indicó que los suministros de gasolina estaban llegando a Baja California tras un corte temporal de luz en un centro de distribución. La empresa señaló que había suficientes suministros de combustible almacenados en tres estaciones de distribución en Baja California.

La mayor empresa mexicana de telefonía fija, Teléfonos de México (Telmex), envió equipos a reparar líneas de fibra óptica dañadas, pero al lunes en la tarde aún no había información acerca de la cantidad de clientes residenciales o comerciales que resultaron afectados. Telmex entrega también servicio de Internet.

El proveedor de telefonía móvil más grande de México, América Móvil, no entregó detalles de clientes afectados, aunque el servicio de telefonía móvil a menudo se ve saturado luego de un desastre natural.

Una vocera del operador mexicano Grupo Aeroportuario del Pacífico (PAC) no estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios.

La filial de Citigroup Banamex señaló en un informe que estuvo en contacto con la compañía, que opera aeropuertos en Mexicali y Tijuana, y que no había señales de daños significativos.