El ministerio de Salud Pública (MSP) presentó las últimas cifras sobre transmisión vertical (de madre a hijo) del VIH y sífilis congénita. En el caso del VIH, la meta para el 2013 era no superar el 2% de niños que se contagiaron por sus madres. Esa cifra logró ser menor el año pasado, y el porcentaje llegó al 1,6%. Sin embargo, en lo que va del 2014 nacieron cuatro niños con VIH, lo que aumentó el porcentaje a 3%.

De cada mil nacidos vivos en Uruguay, 2 tienen sífilis congénita. La meta que se había planteado el MSP para el 2013 era llegar a 0,5 cada mil nacimientos. En el sector privado se logró alcanzar ese número durante el año pasado, pero no en el Salud Pública, ya que cada mil nacimientos hubo 4,3 que contrajeron la enfermedad. Durante 2013, hubo 97 embarazos diagnosticados con sífilis congénita, incluyendo también embarazos interrumpidos.

Según Susana Cabrera, responsable del Programa ITS- VIH/SIDA del MSP, el diagnóstico de sífilis de la pareja es fundamental para evitar que los niños nazcan con la enfermedad. “Los padres de los niños sin sífilis fueron diagnosticados precozmente. Las madres del 35% de los niños con sífilis habían recibido un tratamiento correcto para prevenirlo en su hijo”, explicó durante la presentación de los datos.