A partir de este lunes se reanudan los vuelos de hondureños deportados desde Estados Unidos luego de haber sido suspendidos durante la Semana Mayor.

El primer vuelo de expulsados de territorio norteamericano del mes de abril estaría arribando este lunes a la ciudad de San Pedro Sula, al norte de Honduras, según informes del Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR).

El flujo de deportados a Honduras se reanuda en medio de las expectativas que ha generado en la comunidad hondureña en Estados Unidos la promesa del presidente Barack Obama de agilizar la aprobación de la reforma migratoria.

Según los datos del CAMR, durante los primeros tres meses de 2013 un total de 6.590 hondureños han sido deportados desde Estados Unidos por la vía aérea.

La mayoría de los deportados son personas del sexo masculino con edades entre los 18 y 30 años de edad, mientras que las mujeres representan un reducido porcentaje al igual que los menores de edad.

Para esta semana se espera que se duplique el flujo de hondureños deportados que usualmente se registra considerando la suspensión de los vuelos durante el feriado de Semana Santa, informaron las autoridades del CAMR.

El año anterior el país marcó un récord en deportaciones en virtud de que al 31 de diciembre fueron expulsados del territorio estadounidense 32.340 hondureños, siendo esta la cifra más alta de toda la historia, desde que Estados Unidos comenzó las deportaciones a Honduras.