Madrid. Las autoridades españolas incautaron un cargamento de 2.666 kilos de cocaína procedente de Colombia, en uno de sus mayores operativos contra el narcotráfico de los últimos años, informó la Guardia Civil el sábado.

El cargamento, que fue aprehedido en aguas canarias, iba a ser introducidos en Europa a través de las tradicionales rutas norteafricanas del hachís.

La operación "Mar del Sur" resultó en la detención de 10 personas acusadas de integrar una organización internacional que transportaba la droga de Colombia a España, para lo que contaban con la colaboración de personas experimentadas en el narcotráfico del hachís entre Marruecos y Europa.

Tras un año de investigación, la Guardia Civil, en un operativo desarrollado en Tenerife, Melilla, Málaga y Almería, abordó el 28 de junio pasado un velero de bandera española que había zarpado de la isla de Tenerife al encuentro de otro barco nodriza procedente de Sudamérica, siendo Europa el destino final de la carga.

"Se trata del mayor alijo de cocaína que intentaba ser introducido por esta vía y uno de los más importantes de los últimos años," dijo el instituto armado en un comunicado.

Además de la cocaína, el operativo ha permitido la incautación de 1.280 kilos de hachís, una pistola con munición, un GPS de navegación marítima y cinco vehículos de gama alta, entre otras cosas.

Además, los agentes han bloqueado 118 productos bancarios, gran cantidad de tarjetas de crédito y débito, así como siete inmuebles en Melilla y cuatro en Almería.

Los detenidos eran siete españoles, un alemán, un uruguayo y un lituano.