Madrid. El número de muertes por coronavirus en España sumó el viernes 769 nuevos casos hasta alcanzar las 4.858, lo cual supone un nuevo récord en el aumento diario de defunciones, si bien el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias dijo que hay señales de estabilización.

España es el segundo país del mundo con más muertes registradas por coronavirus, sólo por detrás de Italia. En cuanto a las infecciones, el número total ascendió el viernes hasta 64.059 frente a las 56.188 del día anterior.

"El incremento que se ha producido hoy (en los fallecimientos) es porcentualmente equivalente al de los últimos tres días y parece que hay una clara estabilización", dijo Fernando Simón en una conferencia de prensa.

La cifra de nuevas muertes del viernes supone un incremento diario de casi el 19%, un alza similar al registrado el día anterior, según cálculos de Reuters.

Simón también destacó el descenso en la tasa de incremento de casos nuevos, que pasó del 18% registrado este jueves a un 14% el viernes, "un dato halagüeño que nos da ciertas esperanzas", pese a lo cual llamó a la prudencia antes de sacar conclusiones precipitadas de las cifras.

Ante la saturación del sistema sanitario, el país está utilizando el Santiago Bernabéu -estadio de fútbol del Real Madrid- como almacén de suministros médicos, el recinto ferial madrileño de Ifema se ha convertido en un gigantesco hospital de campaña, y el personal sanitario ha de lidiar con la escasez de material de protección básico como mascarillas.

Simón informó que 9.444 miembros del personal sanitario español han dado positivo en los tests de COVID-19, lo cual representa en torno al 15% del total de casos registrados.

En cuanto al número de altas, Simón dijo que ascendió a 9.357.

El gobierno de España obtuvo esta semana el respaldo parlamentario para extender el estado de alarma por otros 15 días, hasta el 12 de abril, y dijo que el país está librando una "auténtica guerra" por los suministros médicos.

España ha recurrido a China, país donde se originó el coronavirus, para la obtención de muchos recursos esenciales.

Bares, restaurantes y tiendas que venden artículos no esenciales llevan cerrados desde el 14 de marzo, mientras que la mayoría de la población está confinada en sus casas.