Guayaquil.  Alrededor de 400 fuentes de contaminación fueron eliminadas desde el año 2007, anunció el presidente ecuatoriano Rafael Correa. Según el mandatario, hasta el 2016 desaparecerán  al menos otras 1.400 más.

El jefe de Estado señaló que el Ministerio del Ambiente cuenta con un inventario de las zonas más afectadas luego que concluyó la evaluación realizada tras 40 años de explotación petrolera en Ecuador.

“Si no teníamos identificadas las fuentes de contaminación, seguíamos limpiando y gastando plata para que después se contaminen nuevamente”, explicó el presidente.

Además, acotó que en este informe o mapeo se incluye la deforestación, la minería ilegal y otras formas de contaminación en el país.

El mandatario ofreció detalles del  proyecto de Gestión de Indicadores de Respuesta, que propone programas de acción inmediata a la industria pesquera, petrolera, entre otras.

Por su parte, la ministra de Ambiente, Marcela Aguiñaga, explicó que la recopilación de la información antes dispersa permitirá pedir cuentas y remediación a las empresas que ilegalmente contaminen.

Asimismo, solicitó a las autoridades conocer detalladamente la situación ambiental de la zona de explotación petrolera, entre ellas el sector donde operó la compañía norteamericana Chevron Texaco y con esto priorizar la intervención de las cuencas hídricas.