La Habana. La llegada a Cuba de importantes figuras y clubes deportivos de Estados Unidos parece formar parte del proceso de normalización de relaciones diplomáticas que viven los dos países desde diciembre pasado.

Este domingo debe llegar a la isla el club de fútbol Cosmos de la ciudad de Nueva York, que se convertirá en el primer equipo profesional estadounidense en jugar en la isla en 16 años.

Será el primero en hacerlo desde que los gobiernos de ambos países anunciaran el 17 de diciembre último el inicio de un proceso de normalización de lazos diplomáticos.

El club estadounidense se enfrentará a la selección nacional en partido amistoso el próximo martes 2 de junio.

Este equipo juega en la Liga de Fútbol de América del Norte (North American Soccer League), que es la segunda división del fútbol profesional masculino de Estados Unidos.

El Cosmos traerá entre sus filas a las ex estrellas de España en Copas Mundiales, Raúl González y Marcos Senna, así como a varios jugadores de América Central y Sudamérica.

Está previsto que también viaje a la isla junto al once estadounidense el brasileño "Rey Pelé", quien se retiró del fútbol en el equipo Cosmos en 1977.

"Pelé" jugó tres años en el Cosmos e inició con ello una etapa clave para que el fútbol se convirtiera en un deporte popular en Estados Unidos.

Estrellas. El Cosmos reedita la visita que realizó en 1978 el ya desaparecido club de fútbol Chicago Sting, que cayó 2-1 ante la selección cubana en La Habana.

En ese entonces, fue el primer equipo profesional estadounidense que jugó en la isla desde junio de 1960.

En abril pasado, también estuvo en la capital cubana un grupo de jugadores "estrellas" de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA, siglas en inglés) de Estados Unidos, quienes realizaron una concurrida clínica de entrenamiento durante cuatro días.

Las prácticas deportivas estuvieron dirigidos por el canadiense Steve Nash, recién retirado y en dos ocasiones el "jugador más valioso" de la Liga.

[[wysiwyg_imageupload:5825:]]

Participó, además, el congolés Dikembe Mutombo, recién elegido al "Salón de la fama" del baloncesto de Estados Unidos, así como la ex estelar brasileña, Ticha Penicheiro.

En la comitiva viajó el director técnico del equipo de baloncesto Jazz de Utah, Quin Snyder, así como el de Orlando Magic, James Borrego.

En las prácticas estuvo el asistente del equipo Jazz de Utah, Brad Jones, así como el entrenador de desarrollo juvenil de la selección estadounidense, Don Showalter.

Se unió a los talleres para profesionales el vicepresidente de los Wizards de Washington, Tommy Sheppard; el entrenador asociado de los Knicks de Nueva York, Anthony Goenaga; y el árbitro de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), Geraldo Fontana.

El grupo estuvo encabezado por el vicecomisionado de la NBA, Mark Tatum, y fue la primera actividad oficial  en la isla de una organización profesional deportiva estadounidense desde el anuncio de diciembre.

El propio presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) de Cuba, Antonio Becali, anunció hace unos días que el equipo nacional de beisbol enfrentará al equipo de los Orioles de Baltimore.

"Está previsto un tope bilateral con los Orioles, aunque no puede ser con el equipo principal porque estarán inmersos en su temporada. Es casi seguro que venga un equipo de la sucursal", adelantó Becali, aunque aún no se ha concretado una fecha.

Red Wings. El conjunto de Baltimore venció 3-2 a Cuba en la ciudad de La Habana el 28 de marzo de 1999, encuentro que constituyó el primer partido de un equipo del béisbol profesional en la isla después de que el gobierno eliminó el deporte comercial en Cuba en 1962.

[[wysiwyg_imageupload:5826:]]

La selección cubana devolvió la visita el 3 de mayo de 1999 y se desquitó al superar 12-6 a los Orioles en su cancha.

Becali indicó que puede haber más juegos con equipos de las Grandes Ligas de Beisbol (MLB, siglas en inglés) de Estados Unidos, ya que otros clubes "tienen la intención de topar este año" con elencos cubanos.

A su vez, el nuevo comisionado de MLB, Rob Manfred, expuso recientemente a través del portal digital de la organización la posibilidad de realizar el próximo año partidos con equipos cubanos.

Los cuadros profesionales estadounidenses de beisbol eran visitantes asiduos en Cuba, como en el caso de los Dodgers de Brooklyn que a finales de 1940 del siglo XX realizaron sus entrenamientos primaverales en la isla.

Lo mismo hicieron los Yankees de Nueva York a fines de 1950.

El último conjunto de Estados Unidos en jugar en Cuba fue el Rochester Red Wings de la Liga Triple A que lo hizo en 1960, un año antes del inicio del bloqueo decretado por Washington contra la isla.

En ese tiempo, la Liga Internacional, de la cual los Red Wings eran miembros, tuvo un equipo en Cuba, el Havana Sugar Kings, que desapareció junto con las relaciones entre los dos países.