La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) anunció este domingo una nueva movilización para la segunda semana de septiembre, y pidió a los trabajadores y a la ciudadanía a apoyar sus demandas de mejoras en la enseñanza pública.

"Para la semana del 10 de septiembre tendremos nuevamente una movilización nacional. Mantendremos el carácter transversal de esta convocatoria junto con profesores, estudiantes secundarios, trabajadores y la familia en su conjunto", informó el vocero de Confech, Noam Titelman.

El también presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica subrayó que los problemas de la educación "atañen a todos como sociedad" y sostuvo que la reforma planteada por el gobierno, "no busca beneficiar a la clase media o los más pobres".

Consideró que por parte del gobierno hay un "profundo abandono de todas las demandas relacionadas con el pedido de transformaciones estructurales en el sistema de enseñanza".

Estamos cansados de tocar puertas que no se abren, estamos cansados de hablarle a oídos sordos y ahora vamos a la ofensiva como movimiento social, todos juntos, estudiantes y profesores, expresó a su vez el también el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Gabriel Boric.

Los principales líderes estudiantiles, agrupados en la Confech, se reunieron este fin de semana y definieron el calendario de movilizaciones del mes de septiembre, aunque aún no han precisado el día exacto de la próxima jornada de protesta.

En los últimos dos años la lucha estudiantil ha sido constante por el reclamo del establecimiento en Chile de un sistema de educación pública y gratuita, garantizado por el Estado, ya que actualmente la administración de la educación básica y media está a cargo de las municipalidades.

Mientras, los universitarios demandan que se acabe con el lucro existente en muchos centros privados y una reducción de los altos costos de las carreras, las cuales deben solventar con créditos del sistema financiero.