Los latinos van a la zaga de otros inmigrantes a la hora de integrarse al tejido de la sociedad estadounidense, según un nuevo estudio.

Un reporte del Instituto de Política Migratoria, un centro de estudios independiente en Washington, dijo que en general los latinos tienen más dificultades que otros inmigrantes asiáticos, negros y blancos no hispanos.

"El progreso entre los diferentes grupos de inmigrantes de Estados Unidos es muy desigual, sin embargo, a los latinos no les está yendo tan bien", escribió el autor Tomás Jiménez.

Pero el informe deja en claro que los grupos de inmigrantes en general se están integrando "razonablemente bien" a la vida estadounidense.

El estudio mostró que la primera y segunda generación de latinos están más segregados que los asiáticos en cuanto a sus zonas de residencia y no tan integrados social y económicamente cuando se los compara con blancos no hispanos.

Los latinos también tienen un número relativamente bajo de votantes registrados y de tasas de votación, según el reporte.

La inmigración se ha vuelto un tema candente en los últimos años en Estados Unidos, con un acalorado debate sobre qué hacer con los cerca de 11 millones de personas que viven ilegalmente en el país.

Frustrados con el gobierno federal, estados como Arizona han tomado la iniciativa y trataron de aprobar leyes contra la inmigración ilegal.

Pero en conjunto, el informe del Instituto de Política Migratoria dijo que los temores de que los 38 millones de inmigrantes de la nación, legales e ilegales, no están integrándose a la vida estadounidense son infundados.

El estudio dice que los inmigrantes se integran "razonablemente bien" cuando se evalúa su fluidez del lenguaje, nivel socioeconómico, participación política donde viven e interacción social con las comunidades de acogida.

El reporte dice que hay evidencia de que hoy los inmigrantes están aprendiendo inglés más rápido que la última ola de gente que llegó a Estados Unidos a comienzos del siglo