México D.F. Unas 600 personas fueron evacuadas en Sonora por las inundaciones causadas por fisuras en el suelo que provocó el terremoto de 7,2 grados Richter que afectó a la frontera de México con Estados Unidos este domingo, informó el alcalde Manuel Baldenebro Arredondo

La autoridad local explicó que no se registraron víctimas fatales en la zona, pero hay afectados por el sismo en el poblado de Colonia Nueva, limítrofe con la comisaría Luis B. Sánchez, en Sonora.

Informó que 30 kilómetros al sur de la ciudad se abrieron fisuras en el suelo y brotó agua del manto freático, provocando inundaciones que obligaron a evacuar a 600 personas, informó El Financiero.

Asimismo, al menos 10 comercios sufrieron incendios, que comenzaron cuando se restableció la energía eléctrica.

Debido al precario estado en que quedaron sus viviendas, 300 personas fueron ubicadas en las instalaciones del bosque de la ciudad, mientras se resuelve su situación.

En tanto,  el edificio del gobierno estatal en Sonora sufrió un hundimiento de varios centímetros y presenta fisuras, indicó.

Falla de San Andrés. El sismólogo Pat Abbot, de la Universidad Estatal de California en San Diego (SDSU), afirmó que los temblores ocurridos en ambos lados de la frontera entre California y México pudieron afectar la Falla de San Andrés.

Explicó que los sismos comenzaron en la región el miércoles 31 de marzo y aumentaron en intensidad hasta llegar al terremoto de 7,2 de este domingo.

El experto advirtió que las réplicas se han concentrado al norte del epicentro de ese temblor y la energía se desplaza hacia el norte, a lo largo de la Falla de San Andrés, que tiene una extensión de mil 200 kilómetros desde una zona cercana a San Francisco, y desemboca en el Valle de Mexicali.

Según los entendidos, esta falla geológica tiene un reacomodo importante a más tardar cada 200 años.

Los sismos más recientes sobre la falla fueron en el norte de la ruptura en 1857 y en 1906, cuando un temblor destruyó cerca de la mitad de la ciudad de San Francisco.

Respecto a las características del terremoto de este domingo, Carlos Valdés González, jefe del Servicio Sismológico Nacional de México, señaló que “el de Mexicali fue un sismo muy parecido al de Haití, pues se localizó muy cerca de la superficie y, debido a su escasa profundidad, generó un movimiento intenso que cubrió una zona amplia. Pero los daños dependen mucho de las construcciones, y claramente las repercusiones en Mexicali y Haití fueron muy distintas. Aquí hubo daños materiales y dos víctimas, pero en Haití murieron miles”.

Explicó que el respeto a los códigos de construcción y la educación de la gente evitaron que el sismo se convirtiera en un desastre, informó Milenio.

Por su parte, el gobernador del Baja California, José Guadalupe Osuna, recordó que desde 1940 no se había presentado un sismo de la magnitud del temblor de este domingo.

El presidente mexicano, Felipe Calderón, realizará este lunes una visita relámpago al estado de Baja California para constatar los daños.