Hong Kong. La bacteria del cólera ha sufrido importantes mutaciones en los últimos años, lo que provoca brotes más prolongados de la enfermedad y con mayor mortalidad, informaron este miércoles investigadores.

En un conjunto de artículos publicados en la revista PLoS Neglected Tropical Diseases, los expertos dijeron que debería considerarse la vacunación masiva como una solución, aun cuando los brotes ya hayan comenzado.

Los especialistas difieren sobre la utilidad de la vacuna contra el cólera una vez que se ha producido un brote, un debate que se reinició ante la reciente epidemia en Haití.

Edward Ryan, investigador del Hospital General de Massachusetts y la Universidad de Harvard en Estados Unidos, dijo que una cepa híbrida del cólera sufrió dos cambios importantes en los últimos 20 años.

La primera mutación provocó que la bacteria infectara a personas que se creía que eran inmunes debido a exposiciones previas a una cepa más antigua. La segunda variación hizo más peligrosa a la bacteria.

"El cólera causado por la cepa híbrida sería clínicamente más severo y (...) explicaría por qué estamos viendo tasas de fatalidad de 1 a 5% en los brotes recientes, a diferencia de menos del 1% históricamente aceptado como meta", escribió Ryan en un editorial.

Muchos expertos se oponen a las vacunas contra el cólera argumentando que los recursos durante un brote deberían focalizarse en la rehidratación de los enfermos y la provisión de agua segura y mejor salubridad.

La controversia resurgió en Haití cuando se inició un brote de cólera en octubre de 2010 luego del terremoto que azotó la isla en enero y causó la muerte de más de 250.000 personas.

La epidemia de cólera sumó hasta el momento a al menos 105.000 personas enfermas y provocó la muerte de más de 2.000.

Pero con la amenaza de la nueva cepa, la mayor duración del brote y la disponibilidad de mejores vacunas, ha llegado el momento de repensar la cuestión, indicó Ryan.

El cólera es una amenaza global y sigue siendo un desafío para los países sin agua potable y salubridad adecuada.

Puede matar en pocas horas. Provocada por una bacteria presente en el agua llamada vibrio cholera, la enfermedad se transmite cuando materia fecal humana contaminada entra en contacto con el agua, los alimentos o las manos de una persona.

La condición puede generar diarrea severa y vómitos, los cuales deshidratan a la víctima y pueden provocar su muerte en pocas horas.

Muchas personas no presentan síntomas pero pueden transmitir la bacteria a otras. La mayoría de los pacientes pueden ser tratados con soluciones de rehidratación oral y, si no son toleradas, por vía intravenosa. En los casos más graves se usan antibióticos.

Existen apenas unas 200.000 a 300.000 dosis de vacuna del cólera disponibles en el mundo, y sólo dos laboratorios la producen.

La división india de Sanofi Aventis, Shantha Biotechnics, fabrica una vacuna llamada Shanchol que cuesta alrededor de US$1 por dosis. Para proteger a las personas se requieren tres dosis de esa inmunización. Por su parte, la holandesa Crucell desarrolla Dukoral.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año se producen alrededor de 3 a 5 millones de casos de cólera y entre 100.000 y 120.000 muertes debido a la enfermedad.