Montcoal, EE.UU. Rescatistas intentaban mover pesados taladros para alcanzar a cuatro mineros el martes en una mina de carbón de Virginia Occidental, donde una explosión causó la muerte de unas 25 personas, en el desastre minero más mortal en Estados Unidos en décadas.

Las cuadrillas de búsqueda iniciales reportaron daños tan severos en la mina Upper Big Branch tras la explosión del lunes, que las vías del tren de la mina "parecían que hubiesen sido dobladas como un pretzel", dijo el gobernador Joe Manchin.

"Debió ser una explosión horrorosa para causar ese tipo de daño", dijo Manchin en una conferencia de prensa.

Las cuadrillas planeaban taladrar cuatro agujeros en la mina en Montcoal, propiedad de Massey Energy, indicó Manchin. Las perforaciones no comenzarán hasta el miércoles, ya que las torres de perforación no están en el lugar todavía y se debe arar un camino de acceso hasta el lugar.

Los esfuerzos de rescate fueron suspendidos debido a la peligrosa concentración de gas metano y humo bajo tierra, lo que presentó un peligro que obligó a las primeras cuadrillas a regresar del área de exploración, a unos 48 kilómetros al sur de la capital estatal, Charleston.

"Es un proceso lento", dijo Manchin said. Tres de los agujeros son para la ventilación, y los rescatistas se enfocaban en una zona unos 355 metros por debajo de la superficie, señaló.

Las familias de los mineros se mantenían con esperanzas, declaró el gobernador.

"No quiero darle a nadie falsas esperanzas pero (...) seguimos viendo gente aferrándose a la esperanza", dijo. "Esperamos que aún podamos, por un milagro, recuperar a algunos mineros", declaró.

Las acciones de Massey Energy cayeron cerca de 10% durante las primeras transacciones del martes en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Massey, con sede en Richmond, Virginia, y operaciones en Virginia Occidental, Kentucky y Virginia, es también el mayor productor de carbón en la región central de los Apalaches.

Analistas señalaron que Massey podría sufrir un golpe financiero a corto plazo, pero Wall Street estaba optimista sobre la capacidad a largo plazo de la empresa de aumentar la producción para beneficiarse de los precios más altos por el carbón para fabricar acero.

La compañía dijo en su sitio de internet que su tasa de accidentes cayó a un mínimo histórico para la compañía en 2009. Agregó que su registro de seguridad el año pasado fue mejor que el promedio de la industria por sexto año consecutivo.

Pero, de acuerdo a registros federales, la mina Upper Big Branch ha tenido tres víctimas fatales desde 1998 y tiene una tasa de heridos peor que el promedio en los últimos 10 años.

Dos mineros murieron en colapsos de techos en 1998 y 2001, y un tercero fue electrocutado en 2003 cuando reparaba un coche subterráneo.

Kevin Stricklin, de la Administración Federal de Seguridad y Sanidad Minera de Estados Unidos, dijo que "algo estuvo muy mal aquí como para que tuviéramos la magnitud de esta explosión.

"No dejaremos ninguna piedra sin voltear para llegar hasta lo más profundo y decirles lo que no está bien aquí", declaró.

"Aferrándose a la esperanza". El gobernador dijo que 18 mineros permanecían dentro de la mina Upper Big Branch, y que 14 de ellos se encontraban sin vida.

"No conocemos la suerte de cuatro", agregó.

Michelle McKenney, hija de Benny Willingham, quien estaba entre los fallecidos, dijo estar molesta con Massey por no contactar a su familia.

"Nadie en Massey ha llamado a mi madre o a ninguno de nosotros, los hijos, o a su madre. El aún tiene una madre que está de duelo", declaró.

El gobierno federal está listo para ofrecer asistencia en el esfuerzo de rescate, dijo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en un encuentro con líderes religiosos en la Casa Blanca para un desayuno de oración.

"Recen por el regreso seguro de los desaparecidos, hombres y mujeres que pusieron su vida en salvarlos, y por las almas de quienes se perdieron en este trágico accidente", señaló el presidente.

La mina, propiedad de Performance Coal, subsidiaria de Massey, tiene dos cámaras de emergencia con alimentos, agua y aire suficiente para cuatro días, y los socorristas tienen esperanzas de que los mineros desaparecidos hayan logrado llegar hasta allí.

El presidente ejecutivo de Massey, Don Blankenship, dijo que la compañía estaba "tomando todas las acciones posibles para ubicar y rescatar a quienes aún están desaparecidos".

Ellen Smith, editor de Mine Safety and Health News, dijo que la mina Upper Big Branch fue citada en repetidas ocasiones en años anteriores por violaciones a la seguridad, las cuales han continuado este año.

La cifra de muertos lo convierte en el accidente minero más mortal de Estados Unidos desde 1984, cuando 27 mineros murieron por un incendio en Utah, de acuerdo a la Asociación de Rescate Minero de Estados Unidos.

El desastre de Montcoal ocurrió mientras China celebraba el rescate de más de 100 mineros de una mina de carbón inundada. Los sobrevivientes resistieron una semana bajo tierra, pero cinco murieron y aún hay 33 desaparecidos.

En el peor desastre en una mina de carbón en la historia estadounidense, 362 mineros murieron en una explosión en 1906 en la mina Monongah de Virginal Occidental.