Bolivia. Fabriles y maestros marcharon ayer en las ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz en contra de la aprobación del proyecto de nueva Ley de Pensiones y en protesta por el incremento en el precio de los productos de la canasta familiar.

La tarde de ayer, tres marchas del sector fabril y del magisterio convulsionaron el centro paceño llegando desde diferentes puntos de la ciudad y uniéndose en una gran marcha que recorrió la avenida Mariscal Santa Cruz.

El secretario ejecutivo de la Federación de Maestros de La Paz, José Luis Álvarez, advirtió: “Los trabajadores de base vamos a aplastar esa Ley (de Pensiones) en las calles, como hemos aplastado la capitalización individual”, según reportó el diario La Razón.

De igual manera, se registraron movilizaciones en Cochabamba y Santa Cruz. A pesar de las mismas, el ampliado general de la Central Obrera Boliviana aprobó el proyecto de ley, informó el máximo dirigente de los trabajadores, Pedro Montes.

“Los dirigentes traidores han aprobado dentro de cuatro paredes una Ley de Pensiones que es totalmente contraria a los intereses de los trabajadores de base. Otro de los puntos que nos moviliza es el rechazo al alza de precios de la canasta familiar”, manifestó un dirigente fabril.