Montevideo. El 10% de los paraguayos no consume las calorías diarias necesarias y está bajo riesgo de seguridad alimentaria, aseguró este martes el director regional para América Latina y el Caribe de la FAO, Raúl Benítez.

De acuerdo con Benítez, son unas 700.000 personas que están en esa situación que la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) intenta revertir.

"En Paraguay, en el año (1990), el 20% sufría hambre. Ahora estamos un poquito por encima de 10%, nos hemos quedado ahí en la puerta", manifestó entrevistado por la radio asuncena Canal 100.

El representante de la FAO fue recibido el lunes en el Palacio del López -sede del gobierno- por el presidente Horacio Cartes, quien ha demostrado un "nuevo ímpetu" en el combate a la pobreza, según reafirmó.

"El hambre es la peor violencia a la que puede estar sometido el ser humano. Un niño que no está bien alimentado no podrá aprender, no podrá desarrollarse", sostuvo Benítez.

A su juicio, Paraguay es uno de los países de la región que más avanzó en el cumplimiento de una de las Metas del Milenio: la de reducir el porcentaje de personas bajo riesgo de seguridad alimentaria.

La cantidad de paraguayos que viven bajo la línea de la pobreza descendió a 22,6% en 2014, medida por ingresos, desde 23,8% en 2013, mientras la pobreza extrema registró un alza de cuatro décimas porcentuales hasta 10,5%.

La meta oficial para el 2015 es reducir la pobreza extrema hasta el 9,4%.