Washington. El FBI le pidió al Departamento de Seguridad Nacional que limitara las alertas urgentes a las aerolíneas sobre el supuesto atacante del Times Square para evitar más filtraciones a la prensa y que el sospechoso se escapara, dijo este martes un funcionario gubernamental estadounidense.

El sospechoso, Faisal Shahzad, fue agregado el 3 de mayo a la lista de "prohibidos de volar" y se le envió a las aerolíneas una alerta electrónica especial. Sólo algunas aerolíneas, principalmente estadounidenses, recibieron una segunda llamada después de que el FBI pidiera que esos contactos fueran limitados, dijo el funcionario.

La rápida persecución de Shahzad terminó posteriormente esa noche cuando agentes de Aduanas y Frontera lo encontraron a bordo de un vuelo de Emirates Airlines, poco antes de su despegue camino a Dubái desde el aeropuerto internacional John F. Kennedy en Nueva York.

El funcionario, que habló bajo condición de anonimato, no quiso especificar por qué Emirates no fue contactada. La petición del FBI fue reportada en un inicio por la revista Newsweek.

"No discutimos operaciones específicas o técnicas de investigación", dijo el portavoz del FBI Richard Kolko. Una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional también se negó a hacer comentarios.

Shahzad admitió ante investigadores que condujo un coche con una bomba artesanal al concurrido Times Square de Nueva York el 1 de mayo e intentó hacerlo estallar, según el archivo criminal presentado contra él en una corte federal. La bomba falló en explotar.

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, reconoció este domingo que las agencias locales perdieron el rastro de Shahzad por un tiempo, antes de que fuera capturado en el aeropuerto. Dijo que intentaban mantener cierta distancia de Shahzad para ver si tenía co-conspiradores.

Antes del incidente, la Administración de Seguridad de Transporte le dio a las aerolíneas 24 horas para agregar nuevos nombres de la lista a sus sistemas computacionales.

Tras descubrir que Shahzad pudo abordar el vuelo, le ordenó a las aerolíneas agregar nombres antes de dos horas, después de recibir alertas especiales.

Holder dijo que Estados Unidos tenía evidencia que indicaba que un grupo talibán pakistaní asociado a Al Qaeda estaba detrás del intento de ataque.

Shahzad, un pakistaní con nacionalidad estadounidense de 30 años, tiene cinco cargos en su contra, entre los que se cuenta intentar matar y mutilar a personas dentro de Estados Unidos.