En una ceremonia que contó con mucha seguridad, lujo, y con expectación en las calles, se celebró el matrimonio entre Guillermo y Stephanie, príncipes de Luxemburgo.

Como es tradicional en este tipo de actos, la realeza europea se reunió para asistir a la boda, luciendo sus mejores atuendos.

Hubo emoción en la gente de Luxemburgo que sufre los embates de la crisis económica que afecta a Europa.

Y la ceremonia tuvo un costo para las arcas públicas de Luxemburgo de unos US$600.000.

Stephanie lució un vestido clásico de color champán, un velo de cinco metros y una tiara de 260 brillantes que pertenece a su familia. El traje de Elie Saab, contaba con bordados de oro.

Por su parte, el novio vistió uniforme militar.

La novia es miembro de una de las familias aristocráticas más antiguas de Bélgica y renunció a su nacionalidad para el enlace.

1912

La princesa Stephanie camina hacia el altar de la catedral de Notre Dame.

1913

Los príncipes de Luxemburgo, Stephanie y Guillermo, se casan en la catedral de Notre Dame, en Luxemburgo

1914

La tradicional entrega de los anillos.

1915

Los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y su esposa Letizia.


1916

La reina Margarita de Dinamarca, la reina Beatriz de Países Bajos y Enrique, príncipe consorte de Dinamarca, salen de la catedral de Notre Dame.

1917

La princesa Victoria de Suecia y su esposo, el príncipe Daniel de Suecia y duque de Vastergotland.

1918

El príncipe Guillermo y su esposa, la princesa Máxima, de Países Bajos.