Pekín. Fuertes lluvias que afectaron durante la semana pasada al sur de China dejaron al menos 175 muertos y 107 desaparecidos, en medio de ríos se salieron de sus cauces y deslaves que cortaron caminos y vías férreas, dijeron este lunes medios estatales.

Precipitaciones torrenciales provocaron inundaciones, arruinaron campos cultivados, interrumpieron el tránsito y las telecomunicaciones en el sur de China, obligando a la evacuación de más de un millón de personas, de acuerdo a cifras del Ministerio de Asuntos Civiles.

El diario oficial China Daily indicó que el daño económico llegaría a 19.700 millones de yuanes (US$2.890 millones).

Los departamentos de asistencia en emergencias intensificaron sus esfuerzos este sábado luego de que más inundaciones golpearon el sur de China y de que las autoridades pronosticaron más lluvias para los próximos días.

Las provincias más afectadas son las de Fujian, Jiangxi, Hunan, Guangdong, Sichuan y Guizhou, además de la región autónoma de Guangxi.

Durante el fin de semana, el primer ministro chino, Wen Jiabao, visitó a los rescatistas y a personas evacuadas de hogares inundados en Guangxi, e instó a que no se ahorren esfuerzos para lidiar con el desastre, dijo la agencia de noticias Xinhua.

Hace pocos meses, partes del sudoeste del país sufrieron una de las peores sequías en un siglo.