Beijing. La Fundación Bill & Melinda Gates y la Fundación Nacional de Ciencias Naturales de China (FCNCh) anunciaron planes para establecer el "Programa Grandes Desafíos China" en el futuro cercano.

El programa es considerado una nueva asociación bajo el Memorando de Entendimiento (ME) firmado entre las dos partes también hoy con el objetivo de apoyar, fortalecer y desarrollar la cooperación de investigación de ciencia y tecnología en salud y desarrollo globales.

De acuerdo con el ME y un acuerdo de implementación, la Fundación Gates y la FCNCh seleccionarán y financiarán de manera conjunta proyectos de investigación sobre enfermedades contagiosas mayores, reducción de mortalidad materna e infantil, traducción, agricultura, alimento y nutrición, así como otras áreas que beneficiarán a la gente que lo necesite en China y otras partes.

Los proyectos de investigación que involucran la colaboración sustancial entre equipos chinos e internacionales son fomentados para que soliciten subvenciones de hasta un millón de dólares con el financiamiento conjunto de la Fundación Gates y la FCNCh.

Con una comunidad de innovadores creciente y robusta, China tiene la capacidad de lograr descubrimientos importantes que podrían beneficiar a otros países en desarrollo del mundo, dijo Shen Yan, vice presidente de la FCNCh.

"Esperamos trabajar con la Fundación Gates para conducir nuevas colaboraciones chino-internacionales que pueden llevar a un progreso mayor en la salud y desarrollo globales", dijo Shen.

"Grandes Desafíos ha sido un modelo exitoso para la salud y desarrollo globales durante los últimos 10 años", declaró Sue Desmond-Hellmann, presidente de la Fundación Gates.

De acuerdo con el ME, se aceptarán propuestas desde inicios de 2016 para intervenciones seguras, efectivas asequibles y ampliamente utilizadas, como las vacunas, que cuenten con el potencial para proteger contra la adquisición, progresión o transmisión de enfermedades contagiosas, o de ofrecer una cura para las enfermedades contagiosas, en escenarios de recursos limitados.

La asociación se une a las iniciativas ya existentes en Canadá, Brasil, la India, Tailandia y Africa.

El anuncio y firma del ME ocurrió en la Reunión Anual Grandes Desafíos 2015, que se lleva a cabo en Beijing del 19 al 21 de octubre.

Durante la reunión, el Ministerio de Ciencia y Tecnología y la fundación honraron a 50 científicos jóvenes destacados de China.

Los ganadores, todos menores de 45 años de edad, cuentan con historiales diversos en investigación e industrialización que abarcan biotecnología, salud de la población y agricultura moderna.

Grandes Desafíos fomenta las iniciativas que abordan los problemas de salud y desarrollo mundiales. Desde 2003, ha apoyado a investigadores de todo el mundo a traducir sus ideas valientes e innovadoras en productos tangibles.

A través de los programas centrales en China, la fundación tratará de abordar los desafíos y amenazas de salud críticos para el país.

Desde 2009, en colaboración con la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar, el programa de control de tuberculosis en China se ha enfocado en desarrollar y demostrar los modelos innovadores que pueden ayudar al país a reducir más la tuberculosis.

El modelo puesto a prueba en el programa, que se enfocaba principalmente en tuberculosis resistentes a varios medicamentos, identificó nueve veces más casos que el sistema existente, redujo el tiempo para diagnóstico y el inicio del tratamiento en 90%, redujo la suspensión prematura del tratamiento en 90% y redujo la parte del costo para el paciente en 80%.

Desde 2008, la fundación ha trabajado con el gobierno central y organizaciones comunitarias para ampliar la prevención de VIH/SIDA entre quienes están en mayor riesgo de contagio y ofrecer atención y tratamiento para la gente que vive con VHI/SIDA.

Además, a través de asociaciones clave, la fundación está trabajando para apoyar a China mientras asume un papel internacional más activo, utilizando sus recursos y experiencias en la salud y la agricultura para el beneficio de la gente más pobre del mundo.

Mediante Bien Global, financiada por Bill Gates e Iniciativas Intelectuales, la fundación ha trabajado con una de las compañías de refrigeración más grandes de China, Aucma, para desarrollar y fabricar un aparato de almacenamiento de vacunas que pueda mantener las vacunas a temperaturas apropiadas durante un mes o más.

El aparato puede viajar por caminos difíciles y sobrevivir en ambientes complicados, lo que lo vuelve ideal para las áreas rurales y labor extendida, o como un aparato inmóvil en los puestos de salud rurales. Cuenta con una capacidad de almacenamiento suficiente para servir a las necesidades actuales de una comunidad de alrededor de 6.000 personas.

La fundación invirtió también US$40 millones en una asociación con la empresa China National Biotec Group y el Programa para Tecnología Apropiada en Salud (PATH, por siglas en inglés) para realizar pruebas clínicas de una vacuna japonesa de encefalitis desarrollada por China.

Hasta ahora, más de 250 millones de dosis de la vacuna han sido distribuidas afuera de China. En 2015, Laos lanzó una campaña para vacunar a 1,5 millones de niños.