Brasilia. Andina. El gobierno brasileño iniciará este lunes la reconstrucción de su estación Comandante Ferraz, en la Antártica, destruida por un voraz incendio que mató a dos militares e hirió a otro, se informó hoy.

El ministro de Defensa Celso Amorim adelantó a la prensa que los trabajos de reconstrucción de la base Comandante Ferraz comenzarán el lunes y afirmó que el programa brasileño de investigación en la Antártica no finalizará por la destrucción de gran parte de esa instalación, ubicada en la isla Rey George.

Según la Marina de Brasil, el incendió comenzó el sábado, en la Plaza de Máquinas, donde están los generadores de energía de la estación antártica, en la cual investigadores brasileños investigan sobre los efectos de los cambios climáticos en esa zona y sus consecuencias para el planeta.

"Se perdió todo el núcleo central de la base, que es donde están concentradas esas instalaciones. El grado exacto de lo que sucedió aún precisa ser investigado, pero la evaluación es que se perdió prácticamente todo", señaló Amorim.

Tras indicar que aún no es posible decir cuándo la estación volverá a funcionar, Amorim sostuvo que el momento actual es de dolor, sobre todo, por la pérdida de vidas humanas, informó Prensa Latina.

Subrayó que "quiero expresar nuestra determinación de continuar ese trabajo que es tan importante para Brasil y para el mundo. Ese es un proyecto de 30 años de empeño de la sociedad brasileña, que tiene el apoyo del Gobierno y del congreso. El programa antártico es motivo de orgullo para nosotros y lo vamos a continuar".

El titular de Defensa volvió a agradecer a Chile, a Argentina y a Polonia por el apoyo prestado en el traslado y alojamiento de los más de 40 investigadores y funcionarios civiles y militares que estaban en la estación en el momento del incendio, así como la asistencia médica al uniformado herido.

En nota de prensa divulgada en la página web de la presidencia, la mandataria Dilma Rousseff expresó que recibió con consternación la noticia del fuego en la base Comandante Ferraz, lamentó la muerte de los dos militares y destacó el heroismo de los uniformados en el combate al siniestro.

Tras resaltar la importancia del programa de investigaciones desarrollado en la base y elogiar la abnegación y desprendimiento de los brasileños que trabajan allí, la presidenta manifestó la firme disposición de Brasil de reconstruir la Estación Antártica Comandante Ferraz.