Santiago.- Este domingo, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, junto a la primera dama, Cecilia Morel, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, y autoridades de Gobierno, lideraron un acto de conmemoración del Día Internacional de la Mujer en el palacio La Moneda.

En dicho lugar, se anunciaron dos nuevos proyectos de ley que buscan beneficiar directamente a las mujeres del país.

El primero es el seguimiento que incorpora el monitoreo telemático para el control de medidas cautelares en casos de violencia de género.

El segundo es un proyecto de Ley que crea el registro de deudores de Pensión Alimenticia.

Además, el Presidente anunció que pondrán urgencia inmediata a otros dos proyectos que están en trámite: “Primero, el que termina con toda discriminación entre hombres y mujeres en la sociedad conyugal. Segundo, terminar con la espera injustificada de las mujeres para poder casarse de nuevo”, precisó.

Revisa la definición de los dos nuevos proyectos anunciados a continuación:

Proyecto de Ley Monitoreo Telemático. La iniciativa consiste en la aplicación de una medida cautelar a un imputado o condenado por violencia de género para permanecer alejado de un determinado lugar o persona.

Esta supervisión se realizará a través de la instalación de un dispositivo tecnológico que monitoreará la conducta de un acusado o condenado en un caso de violencia de género, y establecerá una alternativa de cumplimiento de prisión preventiva mediante arresto domiciliario total y/o a la prohibición de acercarse a la víctima, a su domicilio, lugar de trabajo o estudio.

La revisión de la medida estará a cargo de Gendarmería de Chile, que podrá contratar servicios externos.

Proyecto de Ley que crea registro de deudores de Pensión Alimenticia. El proyecto de ley pretende, a través de modificaciones a la ley N° 14.908 sobre abandono de familia y pago de pensiones alimenticias, y a la ley N° 19.628 sobre protección a la vida privada, incorporar a los deudores de pensiones de alimentos al “Boletín de Informaciones Comerciales”, de manera de contar con un registro público de deudores de pensiones de alimentos, lo que debiera servir como disuasivo que motive el pago de la pensión alimenticia.