México D.F. Como un hecho “intolerable” que “atenta contra la inviolabilidad de que la deben gozar los locales de toda representación diplomática o consular de un Estado”, calificó la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, el ataque vandálico que sufrió su representación en Santiago de Chile.

En la tarde del miércoles, encapuchados rompieron los vidrios de las ventanas del primer piso con piedras y martillos, arrojaron botellas con pintura contra los muros de la fachada e intentaron arrancar la bandera mexicana del asta ubicada en la parte exterior del edificio.La Secretaría de Relaciones Exteriores informó en un comunicado que la embajada en Santiago “solicitó el apoyo de las autoridades locales para investigar el caso, las cuales han ofrecido toda su colaboración para esclarecer este incidente y actuar legalmente contra los responsables”.

Agregó que “tomando en cuenta las excelentes relaciones que prevalecen entre México y Chile, el gobierno mexicano confía en que este incidente será debidamente aclarado por las autoridades chilenas”.