Asunción. El presidente Fernando Lugo determinó dejar en libertad a 75 hombres y 10 mujeres que se hallaban detenidos en los penales de Tacumbú y Buen Pastor y que cumplieron con dos requisitos para acceder a este beneficio: buena conducta y cumplir la mayor parte de sus condenas.

Durante este fin de semana se concretará la salida de los reos beneficiados por la medida gubernamental.

En la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, el capellán, Luis Arias, explicó que el trabajo de reinserción social de estos detenidos fue minucioso. Y agregó que para otorgarles el indulto se tomaron en cuenta su conducta y la actitud "espiritual".

Según indica Infobae, los liberados enfrentaban cargos por delitos menores y ninguno fue sentenciado por narcotráfico, delitos sexuales contra menores u otros que estuviesen prohibidos por la ley del indulto.

Las primera en abandonar el penal fueron las convictas de la cárcel de mujeres "Casa del Buen Pastor" quienes emocionados festejaron la medida.

Rossana Aguilera, una de las reos dejada en libertad afirmó "estoy muy contenta con esta decisión. Estuve aquí durante 10 años por un homicidio, pero creo que todas las personas nos merecemos una segunda oportunidad. Porque en un momento caemos en un agujero, pero debemos tener la chance de salir".