Uruguay debatió por primera vez en 2012 la problemática de las drogas en forma abierta y así rompió "un tabú", afirmó este sábado el secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND), Julio Calzada.

El debate se dio a partir de la propuesta del presidente uruguayo José Mujica, quien planteó la despenalización de la marihuana y envió en agosto al parlamento un proyecto de ley con ese objetivo, aunque después pidió frenarlo para una discusión más profunda.

"La sociedad uruguaya discute abiertamente sobre la problemática de las drogas", celebró Calzada en declaraciones al servicio de prensa del gobierno.

"Desde la JND continuaremos aportando elementos para lograr un debate cada vez más informado, más responsable y más serio", anunció el funcionario.

A su juicio, durante el año pasado se "rompió el tabú" sobre el tema y, al margen de las diferentes opiniones, ahora se debate "de manera diferente, abierta y con total libertad".

Calzada dijo que en 2013 se incrementará el debate referido a las drogas en el mundo, en los organismos internacionales, en los regionales y en las Naciones Unidas.

También prevé que el parlamento y organizaciones sociales aborden el tema de manera más abierta.

Mujica explicó este viernes que pidió a sus legisladores frenar el proyecto de ley para jerarquizarlo y no votarlo en un paquete con normas de temáticas diferentes.

En una entrevista con el semanario "Brecha", el mandatario reconoció que se trata de un tema difícil.

Según el proyecto de ley, el Estado asumiría "el control y la regulación de las actividades de importación, producción, adquisición a cualquier título, almacenamiento, comercialización, y distribución de marihuana o sus derivados".

También ejercería "una política de reducción de daños" para alertar a la población sobre las consecuencias y los efectos perjudiciales del consumo de la marihuana.