Londres. Gran Bretaña dijo este sábado que ayudaría a pagar más de mil funcionarios de salud con el fin de intentar controlar una letal epidemia de cólera en Haití.

El brote de la enfermedad en la empobrecida nación caribeña ha causado la muerte de más de 1.400 personas en cinco semanas y la cifra de muertos aumenta en decenas cada día.

Previamente esta semana, el jefe de las operaciones humanitarias de Naciones Unidas dijo que se necesitaban con urgencia 1.000 enfermeras calificadas y al menos 100 médicos más para controlar la epidemia, que afectó a Haití meses después de un destructivo terremoto.

El gobierno británico dijo que pagaría por 115 médicos, 920 enfermeras y 740 funcionarios de apoyo de la región para establecer 12 grandes centros de tratamiento del cólera y 60 unidades subsidiarias.

Indicó que el personal médico podría atender a varias miles de víctimas del cólera en los próximos dos meses a través de una donación de US$3,1 millones a la Organización Panamericana de la Salud.

Gran Bretaña dijo que también entregaría 1,9 millones de libras (US$2,9 millones) a la entidad de ayuda Oxfam y 1 millón de libras (US$637 mil) a otra organización, Plan International, a fin de proveer agua potable y letrinas a la población haitiana.