Lima. La estadounidense Lori Berenson, quien purga 20 años de prisión por colaborar con un grupo guerrillero en Perú, podría ser expulsada por el gobierno del presidente Alan García si es excarcelada este martes, tras haber cumplido tres cuartos de su condena.

Una fuente del ministerio de Justicia dijo que esperan que una jueza resuelva el pedido realizado por la defensa de libertad condicional para Berenson, quien busca acogerse a un beneficio de redención de condena si cumple una período de prisión.

Si es liberada, "el ministerio de Justicia considera solicitar su expulsión del país", afirmó la fuente.

Berenson, de 40 años, cumple condena desde 1995 cuando fue detenida por colaborar con el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), un grupo guerrillero de izquierda que estuvo activo en Perú en la década de 1980 y 1990.

La rebelde fue capturada mientras viajaba en un autobús por Lima junto a la esposa del guerrillero Néstor Cerpa, quien dirigió con otros rebeldes del MRTA en la década pasada la mayor toma de rehenes de Latinoamérica, en un audaz asalto en la residencia del embajador japonés en este país.

Estando en prisión, Berenson se casó con el guerrillero excarcelado del MRTA Aníbal Apari, con quien tuvo un hijo el año pasado y ahora es su abogado en Perú.

Berenson y su familia sostienen que es inocente y afirman que sólo trabajó con los activistas sociales progresistas y no con combatientes armados del grupo rebelde.