Puerto Príncipe, Washington. El gobierno de Estados Unidos afirmó  que el proceso electoral de Haití está en un momento límite, en el cual no descarta revaluar su ayuda al gobierno caribeño, en el caso que los resultados no sean creíbles.

“Este es un momento crítico para Haití, estamos preparados para apoyar a Haití pero también estamos enviándole un mensaje muy claro al gobierno actual de que estas elecciones tienen que realizarse de forma adecuada y de acuerdo con los deseos del pueblo haitiano”, advirtió el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Philip Crowley.

El representante norteamericano, además, agregó que a partir de estos resultados "decidiremos nuestra futura relación por las acciones que realice Haití”, agregó.

Estas declaraciones se realizaron el mismo día en que el influyente senador demócrata Patrick Leahy llamó al gobierno de Barack Obama a “retener” los fondos al gobierno de Haití y suspender los visados a suelo estadounidense de los altos funcionarios de gobierno de ese país y sus familiares hasta que se tomen las medidas necesarias para garantizar un “resultado justo y democrático” de los comicios del 28 de noviembre, informó el diario El Universal.

El Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití decidió recontar los votos después de que el anuncio de los candidatos desatara una oleada de protestas de haitianos que alegaron que hubo fraude y exigían una revisión.