Los servicios de rescate italianos hallaron hoy el cuerpo sin vida de una mujer entre los restos del crucero Costa Concordia, que naufragó el pasado 13 de enero en aguas de la isla italiana de Giglio, en el litoral de la Toscana, informaron hoy las autoridades.

El cadáver fue encontrado alrededor de la embarcación, en el área de la popa, y se observó que llevaba puesto el chaleco salvavidas. Con ello, se eleva a 12 la cifra de víctimas mortales del naufragio del lujoso buque que encalló, al parecer por un error humano.

Entre las víctimas figuran un integrante de la tripulación, de nacionalidad peruana, quien fuera identificado como Tomás Alberto Costilla Mendoza, además de un turista español, y personas de otras nacionalidades. Además, continúan desaparecidas una veintena de personas.

A pesar del hallazgo, no se ha confirmado que el cadáver corresponda a la peruana Ericka Soria, reportada como desaparecida desde la noche del naufragio. Según testimonios de quienes la vieron por última vez, ella abandonó el barco, pese a que no sabía nadar.

Betsabé Soria, hermana de la joven desaparecida, dijo estar enterada del hallazgo de un cadáver femenino en las aguas de la isla italiana. “Nos han dicho que tenemos que esperar unas horas para confirmar su identidad. Tampoco sabemos su edad”, refirió a RPP.

En un enlace telefónico desde Italia, comentó que, junto a sus padres, mantiene la esperanza de encontrar pronto a su hermana desaparecida, pese a que consideró que existe mucha descoordinación en las labores de búsqueda.