México. El gobierno de México informó este domingo que encontró nuevas irregularidades administrativas por 2,5 millones de pesos (unos 135.000 dólares) en un contrato entre una filial de la constructora brasileña Odebrecht y un funcionario de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

La Secretaría (ministerio) de la Función Pública (SFP) explicó, en un comunicado, que "el pasado 25 de septiembre notificó el inicio de dos nuevos procedimientos sancionatorios, con el fin de determinar la probable responsabilidad administrativa, una vez que sean agotadas las fases legales del debido proceso".

La entidad señaló que la irregularidad se identificó en la ejecución de uno de los contratos de obra de la refinería Miguel Hidalgo de Pemex, ubicada en el central estado de Hidalgo, realizada por una filial de Odebrecht y un servidor público de Pemex Transformación Industrial.

Los procedimientos se suman a otros seis iniciados en junio y agosto pasados, que se desahogan en contra de dos filiales de Odebrecht, sus representantes legales y otros servidores públicos involucrados.

"La SFP, a través de la Unidad de Responsabilidades en Petróleos Mexicanos, ha continuado la investigación iniciada el 22 de diciembre del año pasado, respecto a la adjudicación, ejecución y cumplimiento de diversos contratos que suscribió Odebrecht y/o sus filiales con Pemex", agregó.

El ministerio reiteró el compromiso de reforzar los mecanismos de vigilancia y control en dependencias de la administración pública federal, con el propósito de prevenir y sancionar toda conducta que pudiera ser contraria a la ley.

La Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR) indaga en México desde enero pasado posibles actos de corrupción entre 2010 y 2014 de funcionarios de Pemex y la constructora brasileña, sujeta a pesquisas en una docena de países de América Latina por casos similares.