Bruselas. La coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), Bertha Zúñiga Cáceres, inició este lunes en la capital de Bélgica una gira de dos semanas por Europa para pedir "justicia, verdad" con respecto al asesinato de su madre, la ambientalista Berta Cáceres.

"Creemos que la incidencia internacional es fundamental en nuestra búsqueda de justicia por un crimen cometido por la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) con la implicación directa de agentes del Estado", aseguró Zúñiga Cáceres en una rueda de prensa difundida por DW y agencia EFE.

La activista se reunirá hoy con el gabinete de la Alta representante para la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, con diversos eurodiputados y con diplomáticos de diversos Estados miembros.

Durante su gira por Europa, que concluirá el 31 de mayo, Zúñiga Cáceres estará acompañada por el abogado guatemalteco Miguel Ángel Urbina, uno de los integrantes del Grupo Asesor Internacional de Personas Expertas (GAIPE), un organismo independiente que elaboró un informe sobre la muerte de Berta Cáceres, ocurrida en 2016.

"Creemos que la incidencia internacional es fundamental en nuestra búsqueda de justicia por un crimen cometido por la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) con la implicación directa de agentes del Estado", aseguró Zúñiga.

Banco Holandés de Desarrollo. La coordinadora del COPINH anunció también que, en base a los hallazgos de este informe, tiene previsto presentar dentro de un mes una demanda en Holanda contra el Banco Holandés de Desarrollo (FMO), ya que entiende que este fondo, que en 2016 trabajaba en Honduras, "sabía que se iba a asesinar" a Berta Cáceres.

"El FMO tenía conocimientos suficientes para saber que iba a suceder y no hizo nada al respecto", señaló Zúñiga Cáceres, quien anunció que esta demanda, cuyos detalles revelará en Holanda el próximo jueves, denunciará que el FMO "es corresponsable de los daños al pueblo lenca", y por ende del asesinato de su madre.