Dos militares se encuentran desaparecidos y un tercero está herido, tras un incendio que afectó a la base de investigación de Brasil en la Antártica, el que obligó a que la mayor parte de la dotación fuera trasladada a la base chilena.

El ministro de Defensa de Chile, Andrés Allamand, dijo que hay "dos personas desaparecidas, presumiblemente fallecidas, y se le prestó atención médica a una tercera".

Apuntó que "hemos dispuesto la coordinación técnica en el máximo nivel con la Fuerza Aérea y la Marina brasileñas, con nuestra contraparte chilena, para ver de qué manera podemos continuar colaborando en la emergencia", donde se habría quemado la totalidad de las instalaciones.

El incendio se declaró, por causas que están siendo investigadas, en una sala de máquinas donde se encuentran los generadores de energía de la Estación Antártica Comandante Ferraz, ubicada en la isla del Rey Jorge. Medios brasileños han planteado que fue una explosión, pero ello no ha sido confirmado.

Un navío de la Marina de Brasil partió desde Punta Arenas hacia Comandante Ferraz, a unos 130 kilómetros de la Antártica continental, y embarcaciones de las fuerzas argentinas y polacas y helicópteros chilenos están "prestando apoyo" en las tareas.