Canberra. Los incendios forestales que han ocurrido desde el viernes en partes de Australia del Sur se han salido de control y han provocado una espesa nube de humo y la destrucción de casas.

La autoridad de combate de incendios del Estado emitió hoy alertas de emergencia para más de 30 lugares, ya que se espera que los incendios continúen en la próxima semana.

Más de 500 bomberos participan en el combate del fuego cerca de Sampson Flat en el área de Adelaide Hill, al noreste de la ciudad de Adelaide, capital de Australia del Sur, informó hoy la Compañía Radiodifusora Australiana (ABC).

El incendio se salió de control y quemó más de 10.000 hectáreas de tierra en la zona, dijo el jefe de la autoridad de combate de incendios, Greg Nettleton.

Las carreteras quedaron bloqueadas hasta la localidad de Sampson, la más afectada. En el centro de Adelaide, a unos 20 kilómetros de distancia, podía observarse la nube de humo.

Varios bomberos han resultado heridos en el peor incendio forestal registrado en Australia del Sur desde el incendio de Miércoles de Ceniza de 1983, cuando 47 personas murieron en Victoria y 28 en Australia del Sur.

Victoria también ha sufrido incendios forestales y las autoridades emitieron más de 10 advertencias y una prohibición total de fuego en muchas áreas de alto riesgo.

Para Australia Occidental se prevé clima caluroso, seco y con viento. Los bomberos se están preparando para otro día de riesgo elevado de incendios en las áreas costeras centrales y en partes de Pilbara y Australia Occidental.