Bagdad. Las fuerzas de seguridad iraquíes arrestaron este sábado a doce supuestos miembros de Al Qaeda en relación con el ataque contra una iglesia cristiana de Bagdad, dijo un funcionario.

Cincuenta y dos rehenes y policías murieron cuando las fuerzas iraquíes intentaron liberar a 100 católicos capturados el 1 de noviembre durante una misa en la Iglesia de Nuestra Señora de la Salvación.

El atentado fue el más sangriento en contra de la minoría cristiana de Irak desde la invasión del 2003 liderada por Estados Unidos.

El general Ahmed Abu Ragheef, jefe de asuntos internos del Ministerio del Interior, dijo que las fuerzas de seguridad habían arrestado a doce presuntos miembros de Al Qaeda, incluyendo uno de los comandantes del grupo rebelde de Bagdad.

"Las fuerzas iraquíes han detenido con éxito al grupo terrorista involucrado en el ataque contra la iglesia en Bagdad", dijo, agregando que tenían un líder de Al Qaeda.

Ragheef sostuvo que los agentes requisaron 6,5 toneladas de explosivos que iban a ser usados en contra de ministerios del gobierno, hoteles o la comunidad cristiana.

El Estado Islámico de Irak, un grupo asociado a Al Qaeda, se adjudicó la responsabilidad por el ataque a la iglesia.