Milán. Escritores, intelectuales e incluso un ex presidente de la corte constitucional italiana se congregaron este sábado en Milán para protestar contra el polémico primer ministro Silvio Berlusconi, acusándolo de dañar la reputación internacional del país.

Unas 9.000 personas colmaron un salón de conciertos en las afueras de Milán y cientos más vieron desde las inmediaciones mediante pantallas de video cómo los escritores Roberto Saviano y Umberto Eco criticaban duramente a Berlusconi, salpicado recientemente por una sucesión de escándalos sexuales.

"Hay una Italia que tiene el derecho y la responsabilidad de hacerse ver y de elevar su voz, una Italia que cree en las reglas y en la legalidad", dijo Saviano, que saltó a la fama internacional con su libro sobre la mafia napolitana "Gomorra".

Saviano llamó a los italianos a revelarse contra "un primer ministro, que sufriendo de una obsesión sexual senil, paga a niñas menores de edad, miente al Estado y escapa de los tribunales".

Berlusconi se ha resistido a renunciar por el escándalo, cuyo último capítulo sumó la denuncia de haber tenido sexo con una menor de 18 años, la edad mínima para ejercer la prostitución en Italia.

El mandatario ha negado cualquier irregularidad y dice que es perseguido por los jueces.

Pese a que los sondeos muestran que la base electoral conservadora de Berlusconi ha ignorado los escándalos, se han sucedido una serie de crecientes protestas a lo largo de Italia contra el mandatario.

Unas 3.000 personas marcharon este sábado por las calles de Florencia, portando cacerolas y sartenes y carteles que decían: "Italia no es un burdel".

En el evento en Milán, la ciudad natal de Berlusconi y su bastión electoral, Eco, autor de la famosa novela "El Nombre de la Rosa", dijo que era un deber oponerse al primer ministro, diciendo que muy pocos se habían opuesto a Mussolini durante el fascismo.

"Estamos aquí para defender el honor de Italia", sostuvo.