Puerto Príncipe. La jefa de un grupo de misioneros cristianos estadounidenses que se encontraba encarcelada por cargos de rapto de niños en el caos que siguió al devastador terremoto del 12 de enero en Haití fue liberada, dijo este lunes un fiscal haitiano.

Un juez local ordenó la liberación de Laura Silsby, arrestada el 29 de enero, luego que los cargos de secuestro fueran reducidos a un cargo menor de viaje ilegal, dijo Joseph Manes Louis a Reuters.

Agregó que el juez a cargo del caso de Silsby había decretado este lunes que el tiempo que estuvo tras las rejas era suficiente castigo para el delito menor por el que fue condenada.

Silsby volaría desde Haití hacia Estados Unidos durante este lunes, dijo su abogado.

Silsby dirigía un grupo de 10 misioneros, la mayoría de ellos vinculados a una Iglesia Bautista en Idaho, que fueron arrestados bajo cargos de intentar sacar del país a 33 niños sin la documentación adecuada.

A excepción de Silsby, todos habían sido liberados en un caso que resaltó los temores respecto a que traficantes de niños pudieran explotarlos, dada su consición de vulnerabilidad después del sismo.

Críticos dijeron que el caso desvió la atención desde la difícil situación de más de 1 millón de personas desplazadas a causa del terremoto, entre ellos miles de niños huérfanos.