Lima. La candidata presidencial Keiko Fujimori optó por esperar en la fila antes de emitir su voto en el colegio San Roque en la localidad de Surco.

Aunque la postulante podía pasar directamente a la mesa, optó por esperar en las afueras de la sala 301.

Vestida con una blusa blanca, la candidata emitió su voto en la mesa 225409 acompañada en todo momento por su esposo y efectivos de seguridad.

Previo al acto electoral, Keiko sencillamente se limitó a saludar con la mano a los asistentes y la abundante prensa que la acompañaba, descartando conversar con los medios.

En total fueron más de 7 minutos que debió esperar en completa calma, resguardada por funcionarios de la ONPE.

Tras recibir el voto, la candidata demoró apenas segundos en votar y depositar el documento en la ánfora.

Tal como los otros candidatos celebró con sus dedos en V de la victoria, mientras la prensa sacaba sin parar fotos, plasmando así la imagen para la posteridad.

Una multitud la espero a las afueras del local y a diferencia de los otros presidenciables, Keiko Fujimori evitó hacer declaraciones a la prensa.

De inmediato subió a un vehículo que la trasladó hasta otro punto del país.