Sao Paulo. La crisis mediática que desde 2008 afecta a Europa y Estados Unidos se dejó sentir de forma clara en Brasil en los últimos dos años, lo que se ha traducido en despidos en varios de los grupos más importantes del país suramericano, según resaltó este sábado la Federación Nacional de los Periodistas (Fenaj).

Esta entidad, que reúne 31 sindicatos del sector, denunció en su página web "despidos en masa" en los grandes y pequeños medios de comunicación de los diferentes estados del país, una situación que se ha agravado desde inicios de 2015.

Según la Fenaj, los despidos "no son casos aislados", sino "una práctica común y organizada del área empresarial de la comunicación", aunque la entidad no ofreció datos consolidados.

El grupo brasileño Abril, una de las principales editoras de América Latina, anunció en el 2013 un proceso de reestructuración por el cual se deshizo de varias publicaciones y despidió a más de un centenar de periodistas en los últimos años.

El periódico O Globo, el mayor de Río de Janeiro y uno de los principales del país, cesó a 160 trabajadores a inicios de este año en el marco de una reestructuración de la empresa, según la Fenaj.

"La crisis real es una crisis coyuntural que inicia en 2008 en Estados Unidos y en Europa y se prolonga hasta los últimos años, comenzando a resolverse en esos países ahora", dijo hoy a EFE el presidente de la Fenaj, Celso Schr der.

Para Schr der, las empresas brasileñas comenzaron a "importar" esta crisis -"proveniente del capitalismo"- en 2008 y "ahora ha llegado de forma efectiva a Brasil".

De acuerdo con el presidente de la Fenaj, la crisis de los medios brasileños también tiene una vertiente "tecnológica", basada en el modelo de negocio, y una "ideológica", referente a "a la relación ambigua del empresariado con los sectores gubernamentales".

La Asociación Nacional de Periódicos (ANJ, por sus siglas en portugués), patronal del sector, coincide en que "lo que está sucediendo en Brasil acompaña la situación del mundo".

"Hubo un cambio radical en nuestro negocio como consecuencia, sobre todo, de internet y de los medios digitales, que se refiere a una industria mucho mayor que la de los medios: la de la comunicación. Están cambiando paradigmas y la industria de periódicos necesita de esos cambios", subrayó el presidente de la ANJ, Ricardo Pedreira.

A nivel regional, la situación es "mejor", según subrayó Renato Zaiden, presidente de la Asociación Paulista de Periódicos.

Zaiden descartó que se pueda hablar de "crisis" en la prensa regional, aunque reconoció que existen "incertidumbres" debido a la situación económica que atraviesa Brasil y a la transición del papel al digital, un proceso que a nivel local es "más lento".

No obstante, desde inicios de 2015, más de 30 profesionales fueron despedidos en periódicos del interior de Sao Paulo, el estado más rico y poblado de Brasil.

En Minas Gerais, el segundo con más población en Brasil, el periódico Estado de Minas despidió a comienzos de este año a once funcionarios como consecuencia de la crisis financiera del Grupo Diarios Associados, propietario del impreso, de acuerdo con la Fenaj.

La crisis de medios en Brasil también se sintió en los portales de internet, como fue el caso de Terra, que despidió 128 de sus empleados en Porto Alegre y Sao Paulo durante los últimos meses de 2014, según datos del Sindicato de los Trabajadores de Procesamiento de Datos del sureño estado de Río Grande do Sul.

En opinión de Beth Saad, doctora de comunicación por la Universidad de Sao Paulo (USP) y consultora de medios, la crisis del modelo de negocios es lo que ha generado una crisis económica en los medios de comunicación.

"La publicidad ha caído, pero de momento se mantiene viable. No obstante, los despidos se han producido como prevención, porque la publicidad no va a conseguir mantener a los medios y eso va a producir una caída todavía más grande de la circulación de impresos", subrayó a EFE Saad.