Mantener las fronteras cerradas para enfrentar la pandemia de coronavirus es una estrategia inviable indicó la Organización Mundial de la Salud (OMS) este lunes.

"Será prácticamente imposible para cada país mantener sus fronteras cerradas en un futuro cercano", subrayó Michael Ryan, director de la OMS para situaciones de emergencia, citado en el portal DW.

"Las economías deben reabrir, la gente tiene que trabajar, el comercio debe reanudarse", admitió, aunque reconoció que cada Estado debe tener en cuenta individualmente cuáles son los riesgos de abrir sus fronteras.

"Las medidas de restricción de los viajes deben tomarse conjuntamente a otras medidas", subrayó. "Pero solamente las primeras no son efectivas para limitar la propagación del coronavirus, que está por todas partes", añadió el funcionario de la OMS.

La advertencia de la OMS viene cuando varios países están cerrando sus fronteras a los viajeros procedentes de zonas de riesgo o imponen cuarentenas y pruebas, pero sin una estrategia concertada.

Ryan dijo además -citado en un reporte de Reuters- que mucho más importante que las definiciones sobre segundas olas, nuevos picos y concentraciones localizadas es que las naciones de todo el mundo mantengan estrictas restricciones de salud como la distancia física.

"Está claro que la presión sobre el virus hace bajar los números. Cuando se siguen estas medidas, los casos disminuyen. Donde no se siguen, los casos suben", indicó, reconociendo, no obstante, que es virtualmente imposible que los países mantengan cerradas sus fronteras en un futuro próximo. 

Este lunes, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que la actual pandemia del coronavirus, que ha infectado a más de 16 millones de personas, es por mucho la peor emergencia sanitaria mundial que ha enfrentado la organización.

El mundo solo podrá derrotarla con un estricto cumplimiento de las medidas de salud, desde llevar mascarilla a evitar las multitudes, agregó Tedros en una comparecencia virtual en Ginebra.

"Manténgase alejado de los demás, lávese las manos, evite áreas abarrotadas y cerradas, y use una mascarilla allí donde se recomiende. Donde se siguen estas medidas, los casos bajan. Donde no se siguen, los casos suben", ha advertido el dirigente del organismo de Naciones Unidas.

Tedros ha asegurado que el futuro de la evolución de la pandemia del Covid-19 está "en nuestras manos", y ha comentado que la OMS sigue estando "totalmente comprometida" en ayuda a todas las personas y a todos los países a través de la ciencia, solidaridad y aportando soluciones.

"Cuando cumplimos seis meses desde la declaración de la emergencia sanitaria mundial, la pandemia está demostrando que la salud no es una recompensa para el desarrollo, es la base de la estabilidad social, económica y política", ha zanjado Tedros.