Reuters. Las inversiones mundiales para limitar el cambio climático son demasiado bajas y tan endebles como usar un paraguas en un huracán, dijo este miércoles la jefa de clima de Naciones Unidas, Patricia Espinosa.

Espinosa, exministra de Relaciones Exteriores de México, también dijo a los delegados de casi 200 naciones reunidas en Alemania que más tormentas, sequías e inundaciones vinculadas a las emisiones de gases de efecto invernadero creadas por el hombre amenazan con una “desestabilización mundial”.

La funcionaria instó a realizar más inversiones para limitar el calentamiento global, pasando de los combustibles fósiles a una energía más limpia, y para proteger a las personas del empeoramiento de los efectos del clima extremo.

“Tratar de abordar el cambio climático en los niveles actuales de financiamiento es como entrar en un huracán de categoría 5 protegido sólo por un paraguas”, dijo.

“En este momento estamos hablando de millones y miles de millones de dólares cuando deberíamos hablar de billones”, dijo Espinosa, quien es la jefa de la Secretaría de Cambio Climático de la ONU. “Los impactos del clima extremo ya están creando caos”, añadió en un discurso.

Espinosa dijo que las temperaturas promedio de la superficie mundial subirían en 3,0 grados Celsius por encima de la era preindustrial, sobre la base de los compromisos actuales para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero.

El Acuerdo de París busca limitar el calentamiento a “muy por debajo” de un aumento de 2 grados Celsius. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que cuestiona que el cambio climático sea provocado principalmente por el hombre, planea abandonar el pacto de París y promover los combustibles fósiles nacionales.

Los países en desarrollo presentes en la reunión -que se desarrolla del 30 de abril al 10 de mayo en Bonn, quieren tener mayores garantías de fondos tanto de fuentes públicas como privadas para el 2020 para ayudarlos a combatir el calentamiento global. Las naciones ricas han prometido movilizar US$100.000 millones por año en financiamiento climático.