Lima. El líder indígena peruano Alberto Pizango, acusado de promover en 2009 una violenta protesta en una región amazónica del país andino, fue liberado este jueves luego de que la justicia modificara una orden de detención que pesaba en su contra.

Pizango había sido arrestado este miércoles apenas pisó suelo peruano tras regresar de Nicaragua, donde estuvo asilado durante casi un año.

"Hoy (jueves) atendiendo a una solicitud de variación de la detención se ha resuelto su situación actual revocando la detención por la de comparecencia con restricción", dijo el abogado del líder nativo, Marco Barreto, en una conferencia de prensa.

Sobre el líder amazónico pesan tres procesos judiciales, uno de ellos por sedición, conspiración y rebelión tras las cruentas protestas de nativos en contra de la explotación de recursos naturales en la Amazonía.

En junio del año pasado más de 30 personas murieron luego de que los indígenas y la policía chocaron en lo que se convirtió en el mayor problema afrontado por el Gobierno del presidente Alan García.

Para sofocar las protestas, el Congreso tuvo que derogar algunas de las leyes diseñadas para atraer las inversiones a la Amazonía, mientras que García debió reformar parcialmente su gabinete.