Lima. El encarcelado líder del grupo rebelde peruano Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y su novia guerrillera, Elena Yparraguirre, terminaron este jueves dos días de huelga de hambre, luego de que el propio presidente del país apoyó su protesta contra trabas impuestas para que se casaran.

 El abogado de Guzmán, Alfredo Crespo, informó a Reuters que ambos levantaron voluntariamente el ayuno y dijo que más tarde daría más detalles en un encuentro con periodistas.

 "Han terminado la huelga de hambre, eso está confirmado", precisó

 El anuncio del fin de la huelga de hambre se produce un día después de que el presidente peruano, Alan García, expresó que tanto Guzmán como Yparraguirre tenían derecho de contraer matrimonio y que no estaba en contra de eso.

 Guzmán, de 75 años y quien fundó uno de los movimientos guerrilleros más violentos de América Latina de las últimas décadas, cumple una condena de prisión perpetua por el delito de terrorismo y violación a los derechos humanos en Perú.

 El líder senderista y su compañera Yparraguirre -número dos del grupo- son pareja desde hace unos 20 años pero están encarcelados en penales diferentes.

 Ambos habían criticado la demora en la entrega de varios documentos personales para casarse, hecho que también fue cuestionado el miércoles por el presidente García.

 Los líderes guerrilleros comandaron la violenta lucha del grupo maoísta Sendero Luminoso, en la que murieron o desaparecieron unas 69.000 personas en Perú en las décadas de 1980 y el año 2000, según cifras oficiales.