Río de Janeiro. Los estragos que causaron las lluvias en Río de Janeiro continúan percibiéndose, pues los turistas no pueden visitar en este momento el cerro Corcovado, donde se ubica el emblemático Cristo Redentor.

Desde que se erigió el momento, esta es la primera vez que se suspende las actividades turísticos en esta paso obligados de quienes visitan Río de Janeiro.

Es que el temporal causó al menos 283 deslizamientos de tierra, piedras y árboles en el cerro Corcovado.

Según informó Telesur, tardará al menos seis meses volver a la normalidad en el tradicional paseo al Cristo Redentor, que fue incluido entre las siete nuevas maravillas del mundo moderno.

El último balance de las autoridades brasileñas informa que el número de muertos se elevó a 249.