Cada vez es más común ver en Argentina a miles de bicicletas desplazarse a diario por las ciudades entre autos, colectivos y taxis.

Este medio de transporte urbano ha sido redescubierto recientemente en el país sudamericano. La bicicleta suma las ventajas de ser saludable, económica, rápida y ecológica, ya que no ocasiona gases de efecto invernadero ni contribuye a la contaminación sonora.

Según reporta en un artículo el Banco Mundial (BM), el transporte en el país representa la tercera fuente de emisión de gases CO2, directamente responsables del cambio climático, y aproximadamente el 30% de estas emisiones se originan en áreas urbanas debido al transporte público y privado.

El uso de la bicicleta es alentado por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires desde el 2010, principalmente gracias a la construcción de 94 kilómetros de ciclovías y al sistema gratuito de alquiler de bicicletas. Actualmente, hay más de 50 mil ciclistas registrados que pueden acceder a 700 bicicletas amarillas estacionadas en 21 puntos estratégicos de la ciudad.

“Andar en bicicleta es placentero, sobre todo en los días soleados. Para llegar a la oficina, combino tren y bicicleta. Hago un modesto aporte al medio ambiente y a la salud mental de los sufridos porteños”, cuenta Cecilia, quien trabaja en Leandro Alem y Corrientes, en el centro de la capital argentina.

Las ciudades de Rosario y Córdoba siguen la tendencia, con apoyo del Banco Mundial, a través de una donación del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (FMAM). Rosario ostenta la mayor cantidad de kilómetros de bicisendas per cápita del país (43 km/1.100.000 habitantes) y se calcula que el 8% de los traslados se hacen en este medio de transporte. 

En Rosario, el objetivo es contar con el primer sistema automático para compartir bicicletas, que será financiado inicialmente por el proyecto del FMAM.

Por otro lado, en Córdoba, el objetivo es incrementar la conectividad de las actuales ciclovías a los principales puntos de interés. El proyecto del FMAM sumará así 34 kilómetros a la red actual de 100 kilómetros.