Chicago. Un estudio revela que los hombres que no tienen hijos correrían mayor riesgo de morir por una enfermedad cardíaca que los que son padres, lo que genera nuevos interrogantes sobre las relaciones entre la fertilidad y la salud general, informaron investigadores de Estados Unidos.

La investigación, que se ha prolongado durante una década, se realizó entre 135.000 hombres estadounidenses.

Aunque los resultados no muestran que la falta de hijos provoque problemas cardíacos en los varones, sugieren que la infertilidad podría ser una señal temprana de posibles complicaciones cardiacas futuras, informó el equipo en la revista Human Reproduction.

"Hay cada vez más pruebas que sugieren que la infertilidad sería una ventana a la salud posterior de un hombre", dijo el doctor Michael Eisenberg, de la Universidad Stanford en California.

Eisenberg señaló que los varones infértiles corren un mayor riesgo de padecer ciertos cánceres y que su equipo quería buscar otras muestras que indiquen si la infertilidad desempeñaría un papel importante en la vida futura de un hombre.

Los investigadores resaltaron que el estudio no sugiere que no tener hijos cause problemas cardíacos, pero añadieron que como la infertilidad afecta la salud de los hombres a edades mucho más jovenes, comprender esta relación podría ayudar a los médicos a detectar trastornos antes, cuando aún hay tiempo.

Los investigadores usaron un estudio amplio en hombres mayores de 50 años.

El equipo no sabía si los participantes querían ser padres o no, por lo que específicamente observó a los que estaban casados. Y usó la falta de hijos como sucedáneo de infertilidad masculina, dijo Eisenberg.

"En general, la mayoría de los hombres casados tendrá la oportunidad de reproducirse. Si ellos y sus parejas eligen no tener hijos o si existen ciertos problemas biológicos, es algo que no podemos determinar", añadió el experto.

Foco. El equipo de Eisenberg se centró en 135.000 hombres casados o separados que tenían 50 años o más al comienzo del estudio, en 1996. Casi todos, el 92%, tenían al menos un hijo y el 50%, tres o más. Casi todos -el 95%- eran blancos.

Los investigadores evaluaron después las tasas de muerte por unas 70 causas mediante bases de datos y cuestionarios enviados a familiares.

En el transcurso de los 10 años de seguimiento, cerca del 10 por ciento de los hombres falleció, y uno de cada cinco de esas muertes fue por enfermedad cardíaca.

Al observar el estado civil, los participantes que no tenían hijos presentaban un riesgo un 17% mayor de sufrir una enfermedad cardíaca que aquellos que eran padres.

Eisenberg indicó que no fue posible determinar si los hombres del estudio simplemente habían optado por no tener hijos o si sus parejas eran infértiles.

No obstante, excluir a los solteros ofreció una aproximación sobre la infertilidad masculina, y la relación con la enfermedad cardíaca genera importantes interrogantes que merecen más investigación.

"Mi sensación es que hay una razón biológica", dijo Eisenberg.

Los investigadores resaltaron que el estudio no sugiere que no tener hijos cause problemas cardíacos, pero añadieron que como la infertilidad afecta la salud de los hombres a edades mucho más jovenes, comprender esta relación podría ayudar a los médicos a detectar trastornos antes, cuando aún hay tiempo.