Gracias a su bajo costo de vida, a su clima suave y al bajo costo de los bienes raíces, Ecuador se ha convertido en el destino favorito de los norteamericanos para jubilarse, por quinto año consecutivo.

El país sudamericano, rodeado por Colombia y Perú, registró el más alto puntaje en la clasificación anual de los mejores lugares para jubilarse propuesta por InternationalLiving.com, según un reporte de la agencia Reuters.

Con un costo de vida estimado de entre US$900 y US$1.400, Ecuador supera a Panamá, Malasia, México y Costa Rica, que conforman el top 5.

“Creo que la combinación entre una cultura acogedora, el buen clima, los buenos precios y la proximidad del país con Estados Unidos hacen un conjunto muy bueno” dijo este jueves Dan Prescher, editor de proyectos especiales para la página web.

“Panamá tiene muchas de esas ventajas, pero no es un país tan barato como lo es Ecuador” añadió en una entrevista.

Para conocer los resultados, los editores de InternationalLiving.com analizaron los datos y las informaciones enviadas por sus corresponsales en los países más populares entre los jubilados americanos y canadienses, basándose en las categorías siguientes: costo de vida, clima, precio de los bienes raíces, salud, facilidad de integración, infraestructuras para jubilados, diversión y comodidades, así como beneficios especiales para jubilados.

Gran parte del atractivo de Ecuador reside en lo económico que resulta para los jubilados. Una cerveza cuesta tan solo 85 centavos. Una consulta médica está en US$25, casi lo que cuesta una hora de masaje.

“Las personas mayores que residen en Ecuador benefician de pasajes de transporte local a medio precio, igual con las diversiones, tienen descuentos en los tickets de avión y se les devuelve el IVA sobre las ventas” agregó Prescher.

Panamá, que sigue de cerca a Ecuador en el segundo puesto, se ganó cierto reconocimiento por su visa de pensionista, que facilita la residencia, los descuentos en las medicinas para jubilados, las diversiones y los restaurantes, así como por lo amable que es su gente.

Malasia, el único país asiático del top 5, atrajo a los jubilados a sus costas gracias a su clima tropical, su bajo costo de vida y los arriendos baratos, unos factores similares a los encantos que México y Costa Rica tienen para los jubilados.

La mayoría de los países mejor clasificados para los pensionistas fueron hispanohablantes, incluyendo Uruguay, Colombia o España. Tailandia, que llegó en novena posición, es el único otro país asiático en figurar en el top 10, gracias a su accesibilidad económica, sus locales exóticos y su estilo de vida al aire libre.

Prescher dijo que a pesar de las dificultades del idioma, los jubilados se adaptan fácilmente porque suelen elegir un país con una cultura comparable a la suya. “La mayoría sabe español o puede aprender lo básico como para desenvolverse bien”, añadió.

Malta alcanzó el puesto No. 10, gracias a su muy baja tasa de criminalidad, su clima mediterráneo y a la profusión de anglófonos. El inglés es el segundo idioma en Malta, país miembro de la Unión Europea.

Irlanda, Francia, Portugal e Italia son las otras naciones que constan en la clasificación de 22 países, junto con Filipinas y Nueva Zelanda, que tienen el puntaje más bajo por su alto costo de vida, al igual que Francia, que sin embargo está en lo alto del ranking por su nivel de integración.

“Los lugares muy populares para los expatriados en los últimos cinco o diez años tienden a permanecer en el ranking a menos que pase algo grave, como un cambio económico o político fuerte” explicó Prescher.