Madrid. Los toros, el fútbol y el sol son los elementos que más se identifican de forma espontánea con España en el extranjero, e irrumpe con fuerza la aparición de "la crisis" como característica del país, según una encuesta del Real Instituto Elcano hecha pública este miércoles.

La encuesta, conocida como Barómetro Imagen de España (BIE), se realizó en diez países (Alemania, Reino Unido, Francia, Estados Unidos, México, Brasil, Corea del Sur, Indonesia, Marruecos y Argelia) y permite medir la evolución de la imagen del país en el exterior desde 2012.

Según la encuesta, la recuperación de la imagen de España se consolida con respecto a años anteriores y alcanza una puntuación de 6,9 sobre diez.

Por países, Marruecos es el que otorga la puntuación más baja a España, frente a los casos contrarios de México y Brasil, donde obtiene la calificación más alta.

En Alemania, Reino Unido y EE.UU. aparece una importante subida en ver a España como un país para invertir.

Respecto a los elementos que se identifican con España, los toros y el fútbol son los estereotipos que más se asocian de forma espontánea, seguidos por el sol, en tanto que el flamenco y la siesta cada vez son citados en menor medida.

Destaca la aparición de "la crisis" como elemento característico de España, lo que refleja hasta qué punto la situación económica ha tenido un fuerte impacto en la imagen del país.

Por continentes, los europeos ven a España como un país de sol y buen clima, a lo que hay que añadir las asociaciones con el turismo y la fiesta, según la encuesta, que destaca un importante número de alemanes y franceses que mencionan la crisis y los problemas económicos y sociales de España.

Para los asiáticos, España se describe en dos palabras, fútbol y toros y en el continente americano los toros también dominan como rasgo español en Estados Unidos y sobre todo en Brasil, con una presencia algo menor en México.

En el Magreb, es llamativa la diferencia entre Argelia y Marruecos: mientras que los marroquíes mencionan en primer lugar la crisis como rasgo asociado a España -posiblemente por su efecto en los inmigrantes marroquíes-, esa mala situación económica apenas se menciona entre los argelinos, con poca presencia migratoria en España.

En el conjunto de los países en los que se realizó la encuesta, el aspecto mejor valorado de España es su atractivo turístico, seguido pero a distancia de los deportistas y ciudadanos españoles, mientras que en el extremo contrario se encuentra la economía y la vida política, aunque ningún aspecto recibe una valoración inferior al aprobado.

Frente a la importancia de la corrupción en la imagen negativa sobre España dentro del propio país, en el extranjero dos tercios de los entrevistados optan por definir a España como un país honesto y sólo en Alemania y Argelia los que se inclinan por considerarlo corrupto superan el 40%, siempre por debajo de los que eligen la opción "honesto".

Los datos de la encuesta muestran expectativas más positivas que las de hace un año respecto a la economía española.